jueves, 24 de septiembre de 2020

RABIOSA ACTUALIDAD DEL JAMÓN: LA COFRADÍA GASTRÓNOMOS DE LA SIDRERÍA YUMAY (AVILÉS) CELEBRAN DEL 23 AL 27 DE SEPETIEMBRE LAS X JORNADAS DEL JAMÓN IBÉRICO, APLAZADAS EN JULIO












Por décimo año consecutivo, y pese a los retrasos impuestos por la actual realidad sanitaria, la Cofradía Gastrónomos del Yumay celebrará esta semana, entre el 23 y el 27 de septiembre, el Décimo Certamen Internacional del Jamón Ibérico Grande Covián en la sidrería Yumay de Villalegre. Y, en el que será el único acto programado, el sábado 26, a las 13.30 horas, el periodista y gastrónomo vasco Josema Azpeitia (foto superior)  será el encargado de anunciar cuál será el jamón vencedor de las jornadas, que ostentará la denominación de origen 5J. Dicho acto no será público.

La presencia de Azpeitia, que, en la actualidad y desde 2014, compagina su actividad periodística con la de editor y profesor del Basque Culinary Center de San Sebastián, se suma a la de otro nombre destacado del mundo del jamón: Santiago Martínez Samitier, cortador a nivel nacional e internacional, y embajador de la marca 5J. Ambos contribuirán a la consumación de un certamen que, en origen estaba previsto que tuviese lugar entre el 23 y el 29 de junio.

Fuentes de información:


miércoles, 23 de septiembre de 2020

RABIOSA ACTUALIDAD DEL JAMÓN: NAVIDUL, LA MARCA DE ORIGEN TOLEDANO INCORPORA LA TECNOLOGÍA BLOCHCHAIN (CÓDIGO QR) A SUS JAMONES Y PALETAS








Navidul, la marca de origen toledano líder en la producción de jamón curado en España perteneciente al grupo SIGMA en Europa, ha iniciado la incorporación de la tecnología blockchain a sus piezas ibéricas, tanto jamones como paletas, en su objetivo de satisfacer las demandas de sus clientes y consumidores.

La introducción de esta tecnología supone una revolución en el mercado en términos de transparencia, seguridad alimentaria y control de calidad y responde a las necesidades de quienes, preocupados por su alimentación, buscan un conocimiento más profundo de los productos que consumen, desde su origen al destino final.

“La aplicación de esta tecnología facilitará a nuestros clientes y consumidores conocer el ciclo de vida de nuestros jamones y paletas ibéricas a través de información de primera mano ofrecida por todos los proveedores que participan en la producción de la pieza que están comprando, ofreciéndoles las máximas garantías de calidad y seguridad alimentaria”, explica Juana Manso, directora de la Unidad de Negocio de Navidul.

El blockchain ofrece un importante valor añadido al consumidor al poner a su disposición información veraz, completa e inmutable. Mediante el escaneo de un código QR incluido en la vitola de las piezas ibéricas Navidul -que se insertará a partir de mediados de 202 -, el consumidor tendrá acceso, a través de su teléfono móvil, a datos como la alimentación del cerdo, dónde se ha curado, el peso final de la pieza o la fecha de consumo preferente. 

 
“Hasta ahora, los sistemas de trazabilidad tradicionales permitían monitorizar internamente todas las etapas de producción, transformación y distribución de determinados productos. Con la implementación de la tecnología blockchain, Navidul abrirá dichos procesos a proveedores, clientes y consumidores, favoreciendo mayor transparencia en la cadena de suministro”, explica Tomas Alonso, Director de Calidad de Navidul.

Con la participación de once departamentos de la compañía -desde Calidad, hasta Producción, I+D u Operaciones, entre otros-, la implantación de este sistema ha necesitado de la adaptación de los centros de producción de Navidul en Torrijos (Toledo) y Trujillo (Cáceres) a los nuevos requerimientos tecnológicos.

En una primera fase se han modificado las líneas de recepción de materia prima y de empaquetado de producto final para poder introducir las bridas de radiofrecuencia en todas las piezas de ibérico. Asimismo, se han instalado antenas de radiofrecuencia que captarán individualmente las lecturas de cada brida, subiendo al sistema toda la información de la pieza. De esta manera, cuando el jamón pasa por el arco de radiofrecuencia a la hora de empaquetar, este lee toda la información del proceso de la brida que se plasma en un código QR impreso en una etiqueta que luego se colocará en la vitola del jamón.

 
La incorporación de la tecnología blockchain no solo permite conocer la trazabilidad del producto, sino que también es una oportunidad para mejorar la experiencia del consumidor, facilitándole la posibilidad de participar activamente en la cadena de valor, dando su opinión sobre el producto mediante una encuesta de satisfacción.  

“Nuestros clientes y consumidores son el centro de nuestra estrategia de negocio. Por ello, aplicando la tecnología blockchain a nuestras paletas y jamones ibéricos podremos trabajar mejor para satisfacer sus demandas, permitiéndoles así disfrutar cada vez más de un gran producto icónico de nuestra gastronomía y de una marca de la mayor confianza”, afirma la directora de la Unidad Negocio de Navidul.

Fuentes de información:


martes, 22 de septiembre de 2020

RABIOSA ACTUALIDAD DEL JAMÓN: UN JAPONÉS COMPRA UN JAMÓN DE BELLOTA DE JABUGO (SIERRA MAYOR) POR CASI 12.000 € (RECORD GUINNES AL JAMÓN MÁS CARO DEL MUNDO)










Un «pata negra» con más de 5 años de curación ha sido galardonado en Japón con el récord Guinness al jamón más caro del mundo, con un precio de venta de 1.429.000 yenes (11.881 euros).

La pieza 100% ibérica de bellota adquirida por un adinerado comprador nipón ha sido elaborada por la empresa Sierra Mayor Jabugo, que tiene sus instalaciones en Corteconcepción (Huelva), en pleno Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, donde produce jamones y otros derivados del cerdo ibérico.

El jamón galardonado procede de un cerdo ibérico 100% puro y alimentado con bellotas en la montanera, procesado a los dos años de edad y criado en libertad, junto a sus hermanos de piara, en las dehesas de Sierra Mayor, situadas en las provincias de Badajoz y Huelva. La empresa destaca que en este proceso ha cuidado la genética en pureza del animal y su alimentación natural durante la montanera de la campaña 2014/15, exclusivamente a base de bellotas y hierbas.

El proceso de elaboración de este jamón, de más de 10 kilos de peso final, superó los 5 años el pasado mes de enero de 2020 tras seguir «el pausado proceso de secado y maduración natural y tradicional de la Sierra onubense que, de manera particular, está influido por el entorno del pantano de Aracena, que sirve de extraordinario moderador y afinador de los productos ibéricos de Corteconcepción, quizás el mejor enclave de España para la curación de jamones y paletas ibéricas», según describe la compañía.


Sierra Mayor detalla que los factores que influyen en el resultado finnal son el proceso de elaboración natural, en secaderos y bodegas sin máquinas que regulen su humedad y temperatura, solo condicionado por el microclima y microflora de la zona; la experiencia y buen hacer de su maestro jamonero, que desde 1987 viene controlando el proceso para poder garantizar el mejor sabor y aroma; y la limitada producción y sostenibilidad, controlando directamente el proceso, desde los cerdos ibéricos y las dehesas donde se alimentan, hasta la elaboración y comercialización de las carnes, jamones, paletas y embutidos.

Sierra Mayor recuerda que fue la primera industria del sector autorizada a exportar a Japón y México, países en los que el concepto «ibérico» se ha asentado como símbolo de gran calidad y prestigio gastronómico. «Sin duda, se trata de una buena noticia para el sector del cerdo ibérico español, que con este reconocimiento consigue un impulso de optimismo en estos momentos tan difíciles».

Fuentes de información:







jueves, 17 de septiembre de 2020

RABIOSA ACTUALIDAD DEL JAMÓN: ENRIQUE TOMÁS ABRIRÁ UNA TIENDA DE PRODUCTOS ESPAÑOLES EN WYNWOOD (FLORIDA)










Con la pandemia todo va más lento, pero pronto en Wynwood se podrán degustar productos ibéricos de la marca Enrique Tomás

La reconocida marca española Enrique Tomás ha desembarcado en Wynwood, según una información aparecida en el Miami Herald. En la nota firmada por Rebecca San Juan se precisa que los productos ibéricos intentarán posicionarse “en un momento en que muchos restaurantes del sur de Florida luchan por sobrevivir”.

De acuerdo con los datos ofrecidos en la nota del Miami Herald, la marca Enrique Tomás, aclamada por su jamón ibérico, firmó un contrato de arrendamiento de 5 mil 400 pies cuadrados en un local ubicado en la 2701 NW y la 2nd Ave.

La compañía especializada en productos ibéricos cuenta con un presupuesto de 2 millones de dólares para restaurar el local y si las cosas no se retrasan -por la pandemia de coronavirus- podrían abrir a fines del 2021.

La colega del Miami Herald conversó con los agentes inmobiliarios que firmaron el contrato con la marca española Enrique Tomás. Ellos explicaron que “el contrato de arrendamiento habla del atractivo de Wynwood. Los dueños de restaurantes ven lo que ha sucedido en Wynwood en la última década y quieren ser parte de eso”.

Enrique Tomás comenzó su andadura en 1982. En el portal oficial de la compañía se lee: “Si nos preguntas acerca del éxito, nos centramos en el hecho de que, en Enrique Tomás, la calidad de los productos es tan importante como el equipo que se encarga de venderlos. Sin el maravilloso equipo humano con el que contamos, cumplir nuestro objetivo sería una tarea imposible”.

Actualmente tienen más de 100 tiendas especializadas en productos ibéricos en naciones como Argentina, México, Perú, Puerto Rico, Reino Unido y Francia, entre otras. En Estados Unidos, la de Wynwood será la segunda, luego de la de Dallas que fue inaugurada a principios de este año.

Además del jamón ibérico venden embutidos (lomo, chorizo, salchichón), quesos, vinos, y cavas.

Fuentes de informacion:


miércoles, 16 de septiembre de 2020

RABIOSA ACTUALIDAD DEL JAMÓN: LA PANDEMIA INCREMENTA HASTA UN 40% LAS VENTAS DE JAMÓN DE MONESTERIO POR INTERNET









El pasado sábado, 12 de septiembre, Monesterio hubiera celebrado la XXXI Edición del Día del Jamón, su fiesta más emblemática y participativa. En esta fecha, industriales, organización, los habitantes del municipio y los miles de visitantes que cada año abarrotan la localidad para participar de este evento gastronómico, añoran la celebración de un acontecimiento único y original, que ostenta distinción de Fiesta de Interés Turístico de Extremadura, en la que se llegan a consumir casi diez toneladas de jamón de una tacada. 

La crisis sanitaria del coronavirus hizo coincidir a organización y empresas colaboradoras en la difícil decisión de suspender esta multitudinaria actividad, que desde hace tres décadas ha supuesto el mejor escaparate para difundir los excelentes productos ibéricos que elaboran los industriales del sector, y a su vez, todo el conjunto de cuanto ofrece este municipio. Si “lo primero es la salud”, como coinciden todos los implicados en organizar esta fiesta, no menos importante es “continuar con la labor de promoción de este producto”, cuyas ventas han retrocedido casi un 25% durante los últimos seis meses.

Este día, y las jornadas previas, hubieran supuesto para las empresas colaboradoras y el ayuntamiento, un incesante, frenético y estresante esfuerzo organizativo. Este año toca obligadamente descansar, mientras se perfila el incremento de acciones de promoción, fuera y dentro de Extremadura, como uno de los elementos fundamentales para mantener negocios, explotaciones ganaderas, industrias cárnicas y de transformación, economía y desde luego, la gran cantidad de mano de obra ligada a uno de los sectores más importantes del municipio.

“La campaña de Navidad podría ser un desastre”. En esta afirmación coinciden dos de los industriales más arraigados en la celebración del Día del Jamón. Vicente Matamoros, de Ibéricos del Culebrín; y Antonio Quintero, de Embutidos Quintero, que junto a las firmas 'Sierra de Monesterio' y 'Victoriano Contreras Barragán Hermanos', forman parte del grupo empresarial que este año colabora con las actividades de promoción. Los miles de visitantes que se acercan a Monesterio cada año para celebrar el Día del Jamón aprovechan su visita a la localidad para aprovisionarse de los productos que después, formarán parte de las comidas y cenas navideñas, y no son pocas las transacciones que se realizan durante estos días para el resto de la campaña. Este año nada se parece a lo anterior. La incertidumbre sobre la campaña venidera planea sobre los industriales de la localidad, que como el resto de la sociedad, vislumbran como única solución “el descubrimiento de la vacuna que acabe con esta nueva normalidad”. 

Mientras llega esa solución, también las empresas cárnicas, se han abonado al teletrabajo. Modernizarse o morir. En este contexto Antonio Quintero afirma que desde el inicio de la campaña la venta de jamones y productos ibéricos por internet, “se ha incrementado en casi un 40%” con respecto a campañas anteriores. Matamoros baraja cifras similares en cuanto al aumento de ventas online, aunque según explica el gerente de Ibéricos del Culebrín,  lo que verdaderamente está haciendo mella al sector ha sido el descenso de ventas a bares y restaurantes. “Con la hostelería parada o a medio gas, nuestro sector difícilmente llegará a recuperarse”.

Con el propósito de incrementar las ventas online el ayuntamiento trabaja actualmente en la puesta en marcha de una Marketplace, como plataforma virtual que pone en contacto a vendedores y compradores a través de un escaparate virtual bajo el amparo  de la marca Jamón de Monesterio.  Esta medida, explica el alcalde de la localidad, Antonio Garrote, junto a otras de promoción “en las ciudades con mayor número de clientes potenciales, como Sevilla o Madrid”, formarán parte de “un conjunto de medidas encaminadas a difundir el producto a lo largo de los próximos meses”. 

Este año manda el coronavirus y todo está condicionado a la evolución de la enfermedad. Los organizadores del Día del Jamón de Monesterio, conscientes de la importancia de esta cita se resignan y ponen todas sus esperanzas en lo que será la edición de 2.021, que ya tiene fecha. Si nada lo impide, se celebrará el sábado, 11 de septiembre, con lo que desde el ayuntamiento “se invita a monesterienses y visitantes”, a participar en una próxima edición, que pudiera ser “la más espectacular de estas últimas tres décadas”.

Fuente de información:

viernes, 11 de septiembre de 2020

RABIOSA ACTUALIDAD DEL JAMÓN: JAMONES ALJOMAR CONSIGUE EL CERTIFICADO WELFAIR DE BIENESTAR ANIMAL DE AENOR EN TODO SU CICLO DE PRODUCCIÓN









Doble certificación para Jamones Aljomar. Por un lado, Aenor ha concedido a la empresa familiar de Castilla y León la certificación Welfair de Bienestar Animal. Un distintivo que garantiza el bienestar animal en todo su ciclo de producción, un proceso que abarca desde la cría del cerdo ibérico en sus propias explotaciones de Vera Vieja (Extremadura), pasando por el matadero El Navazo (Fuentes de Béjar) y la fábrica Aljomar de Guijuelo, ofreciendo así la máxima información y transparencia al consumidor y garantizando el uso de buenas prácticas en toda la cadena alimentaria.

Este hito se enmarca dentro del plan de sostenibilidad del Grupo Aljomar, que aúna todos los compromisos que asume la empresa con el medio ambiente, los animales y las personas, con una fuerte inclinación hacia el bienestar y la salud. 

Aljomar afronta en estos momentos otros grandes objetivos como son la producción de cerdos ibéricos ecológicos, el desarrollo de una línea 100 % natural -un embutido con etiqueta limpia, chorizo y salchichón sin aditivos, sin alérgenos y sin colorantes- y el refuerzo de su política de Responsabilidad Social Corporativa -con el sello de Producto Solidario como cauce de colaboración con las entidades sociales de su entorno-.

José Luis Sánchez, adjunto a la dirección de Aljomar, ha destacado el valor de esta nueva certificación que se suma al sello de Calidad y Seguridad Alimentaria ISO 22000, con el que ya contaba en todo el proceso de despiece y producción de jamones, embutidos y carnes ibéricas. “La certificación de Bienestar Animal de Aenor refuerza nuestro compromiso integral con el trabajo bien hecho desde la granja con el cuidado y alimentación animal, pasando por los procesos productivos y productos ibéricos de máxima calidad”.  Además, “garantizar el máximo bienestar animal es una prioridad para nosotros y una demanda del actual consumidor responsable, tanto en España como en los más de 30 países del mundo en los que estamos homologados para exportar”, explica.

Asimismo, la obtención del sello de garantía BSAFE certifica la correcta adhesión a la Política de Gestión del COVID-19 que ha llevado y está llevando a cabo la empresa cárnica para garantizar la higiene, limpieza y distanciamiento social de sus empleados, clientes y otros terceros relacionados. 

Desde el inicio de la pandemia, como explica José Luis Sánchez, “hemos tomado conciencia del problema y por eso hemos ido adoptando los medios disponibles para evitar la propagación del virus”, desarrollando una intensa labor de prevención y control frente al COVID-19.

Así, a lo largo de estos meses, Jamones Aljomar ha implementado todas las medidas a su alcance para cuidar la salud de trabajadores, clientes o colaboradores y, al mismo tiempo, mantener activa su cadena de producción y suministros. Además, ha puesto en marcha un protocolo propio ampliando progresivamente su sistema higiénico-sanitario para reducir el riesgo de transmisión.

Fuentes de información:






lunes, 7 de septiembre de 2020

RABIOSA ACTULIDAD DEL JAMÓN: JULIÁN, EL EMPRESARIO QUE SUBIÓ LAS VENTAS UN 80% DE JAMONES "ANTI SÁNCHE"' ACABA EB EL JUZGADO











La crisis agudiza el ingenio. Julián García Camacho, un empresario de productos ibéricos de la tierra de jamones por antonomasia, Jabugo (Huelva), no quería arruinarse de nuevo por la Covid-19. Ya le ocurrió en la crisis de 2008 y lo pasó verdaderamente mal.

En conversación con EL ESPAÑOL, el empresario asegura que cuando se decretó el estado de alarma, se suspendieron las bodas, las ferias, los eventos y cerraron los restaurantes, vio que los números iban a ir mal para su negocio. Fue entonces cuando se le ocurrió crear los jamones 'anti Pedro Sánchez'.

Económicamente no le ha ido mal porque ha visto cómo sus ventas han aumentado un 80% pero el caso está en los juzgados de Aracena al enfrentarse el empresario con el alcalde de la localidad, el socialista Gilberto Domínguez. Se han denunciado mutuamente.

Estos jamones no es que sean de un cerdo especial sino que los carteles en los que se publicita en la puerta de su negocio llevan la imagen de Pedro Sánchez. Pero no es una foto normal, sino caricaturizada. Aparece el presidente con una nariz de Pinocho y bajo la leyenda 'Jamones anti Pedro Sánchez'. Julián, que regenta esta empresa familiar, insiste que él "se siente engañado" por el dirigente nacional, de ahí la larga nariz.


La colocación del caballete fue autorizado por el Ayuntamiento el pasado 7 de julio. Se hizo con un documento en el que se especificaba que la cartelera del establecimiento debía "promocionar única y exclusivamente los productos que haya en su comercio de un modo meramente informativo, sin alusiones a otros establecimientos". Tampoco podía poner "mensajes vejatorios ni despectivos de ningún tipo", según publicó el Diario de Sevilla.

Sin embargo, cuando desde el Consistorio se percataron de la publicidad, se inició un expediente sancionador contra el empresario por una infracción de la ordenanza municipal reguladora de la instalación de mobiliario. En el mismo se propone una sanción de 750 euros por una infracción tipificada como leve, acordando como medida provisional la retirada de dicha publicidad.


Pero Julián no quiso quitarlo al considerar que tenía la licencia en regla. El empresario alegó que los hechos denunciados no se encuentran tipificados en ninguna ordenanza y se remitía a la autorización para colocar dicho caballete. "Aparte de anunciar mis productos, expreso mi libertad de pensamiento con lo cual no ofendo el honor de nadie de la localidad".

El Ayuntamiento lo quitó el pasado 11 de agosto y Julián lo considera como un robo. Por ello, registró un escrito en el Consistorio en el que reprocha al alcalde su "actitud dictatorial" y le advierte de que en su fachada pondría una pancarta con la imagen del propio alcalde y que le denunciaría por presunta prevaricación.

Ante la retirada de la publicidad, el empresario cumplió sus amenazas. Interpuso una denuncia en los juzgados contra el alcalde, contra la secretaria del Ayuntamiento y contra el agente de la Policía que procedió a su retirada. Hizo lo mismo con la pancarta.

En la misma, que continúa puesta hasta que no se lo ordene un juez, puede leerse: "Alcalde socialista de Jabugo, Gilberto Domínguez Sánchez. Militante de la mayor banda de ladrones y embusteros de España, llamada PSOE".

La pancarta añadía, como "grandes proyectos conseguidos" por el primer edil el de haber colocado "a sus allegados en las grandes fábricas traídas a Jabugo, las cuales utilizarán el nombre para usarlo de reclamo en las grandes superficies, arruinando así a muchos pequeños industriales artesanos"; cobrar un sueldo "de 45.000 euros o más" o "hacer de este pueblo la aldea más grande de la sierra".

La lona continuaba diciendo que el alcalde había realizado la "gran gesta" de "robarle" el cartel publicitario "como buen cacique antidemocrático, coartando cualquier derecho a la libertad de expresión porque no era de su agrado". "¡Pueblo de Jabugo, despertad y no se creáis las falsedades de este individuo!", concluía la citada pancarta.

En la denuncia el empresario alega que puede llegar a entender que al ser del PSOE "le pueda molestar un cartel en el que aparezca el líder de su partido de una manera pintoresca. Pero hoy en día existe libertad de expresión en nuestro país y no se pueden utilizar las instituciones municipales para prohibir y censurar un cartel publicitario que precisamente es un reclamo comercial".

A su juicio, el caballete "cumple con todos los requisitos recogidos en las ordenanzas municipales y no se pueden tomar decisiones arbitrarias por el mero hecho de no ser del gusto del alcalde".

Ante la colocación de esta pancarta, el alcalde presentó una denuncia por estos hechos, según ha informado el propio regidor a EL ESPAÑOL,  por un delito contra el honor. Considera que este hombre ha incumplido al colocar la imagen caricaturizada del presidente y entiende que su retirada, como el de cualquier cartel que incumple, "es un tema cotidiano que pasa en toda España". Pone como ejemplo cuando una grúa retira un coche mal estacionado. "Es lo mismo".

Tras esta denuncia, el comercial serrano ha sido citado a declarar el próximo 9 de septiembre en los juzgados de Aracena. Ante la Guardia Civil se negó a prestar declaración pero asegura una cuestión: "Puedo probar todas las afirmaciones del cartel y lo voy a hacer".

La historia puede tener recorrido judicial ante este cruce de denuncias. Lo que sí tiene claro Julián es que los de la izquierda no le habrán comprado nada pero "los de derecha sí". 

Fuente de información: